ETERNA INOCENCIA: “Hardcore punk, desde la autogestión hasta Córdoba”

El desafío de ir a ver bandas que no conoces tiene como resultado grandes sorpresas. A veces no llega a gustarte y otras, como en el caso Eterna Inocencia, te sorprende gratamente. El pasado sábado 26 de noviembre se dio en Refugio Guernica una de las fechas donde el respeto, la humildad y la camaradería prevalecieron por sobre todas las cosas y por suerte, estuvimos ahí. La noche comenzó a las 00:30 hs. con Convoi, primera banda local que nos brindó un show energético de post hardcore, orientando el estilo que caracterizó en general al evento. Le siguió Podría Ser Peor, con su punk rock al palo, barrial por momentos, con algunas canciones de “2 Minutos”, para que cantemos todos. La cuota cordobesa cerró con los chicos de Vander, en medio del lanzamiento de su nuevo disco, que demostró que se vienen muy buenos días para la banda. Finalmente Eterna Inocencia subió a las tablas a las 3:00 hs. ante un Refugio Guernica colmado de fanáticos. Y no hay nada más lindo que ver al “Refugiolleno…
Si hay algo que destacar de Eterna, es la relación con su público: muy pocas veces se percibe la fidelidad hacia el artista a flor de piel como en este caso. La banda es un ejemplo de la movida independiente y claramente este es uno de los parámetros para entender el incontrolable sentimiento de los fanáticos. Desde “A Elsa y Juan”, la primera canción que sonó, la gente agitó como si hubiese sido la última vez.
La banda nos regaló treinta canciones, treinta clásicos que penetraron las paredes de un Guernica casi sofocado de tanta pasión. Entre ellas, ‘Sin Fronteras’, ‘Verano En Tu Ventana’, ‘Inocencia’, ‘Entre Llanos y Antigales’, y muchas más, todas cantadas y festejadas sin excepción.
‘Hazlo Tu Mismo’ es otra que dijo presente en la lista, y justamente la movida denominada de esta forma es la que se respiraba en el ambiente. Eterna Inocencia vino a Córdoba para reencontrarse con sus fans, sus amigos, que impacientemente esperan su llegada y que en cada visita están presentes. Con más de dos décadas de historia y una continua autogestión, Eterna Inocencia hoy disfruta del gran resultado del esfuerzo realizado con la cálida respuesta del público.
Este show nos dejó llenos de energía, convencidos de que con voluntad todo llega. Hoy aguardamos la vuelta de Eterna Inocencia a nuestros pagos para contagiarnos esas ganas de hacer todo por placer.

Cobertura realizada por Carla Ortiz, fotografías Ana Avanza para www.delaviejaescuela.com

Compartir este artículo