MALÓN "Y su nuevo orden mundial"

La cita metalera de cada año esta vez se dio en Krakovia. Malón vino a Córdoba a presentar ‘Nuevo Orden Mundial’, lanzado en 2015, siendo el regreso de Malón al estudio, casi 20 años después de la última vez. El pasado sábado 13 de agosto la comunidad metalera se reunión en la costanera del Abasto para ver a Claudio O’connor, Antonio “Tano” Romano, Carlos Kuadrado y Claudio “Pato” Strunz.
A partir de las 21:30, Krakovia fue la sede de la fiesta heavy del fin de semana, con Maza inaugurando la noche. Luego fue el turno de Cith, banda de rock alternativo -que la noche anterior tocó en el mismo lugar abriendo para PIL-. GTX, una de las bandas heavys por excelencia de Córdoba, también se dio lugar en la fiesta. Patrón Control dio por finalizada la previa a Malón.
Minutos antes de la 1 de la madrugada, las luces se apagaron, se abrió el telón y el gran Pato Strunz ya estaba en su batería. Una bestial batería, digna de una de las bandas de metal más grandes del país. ‘Grito de Pilaga’ comenzó con la lista de más de veinte canciones. Kuadrado y Romano se ubicaron cada uno en los extremos del escenario, con Strunz elevado en el centro, mientras Claudio lo recorrió de una punta a otra. Sonaron nuevas canciones del disco que vinieron a presentar, como ‘El Infierno de Ayer’, ‘Plata o Plomo’ y ‘Mi Digna Lealtad’.
Pero rápidamente la banda volvió a los clásicos con ‘Nido de Almas’, ‘Cancha de Lodo’ y ‘Espíritu Combativo’. Sin dudas, las más coreadas con fervor fueron ‘Gatillo Fácil’, ‘Síntoma de la Infección’ y ‘Soy de la Esquina’, donde todo Krakovia hizo headbanging. Incluso se vio a algunos padres con sus hijos en brazos. Metaleros desde la cuna.
Junto a ‘30.000 Plegarias’, también hubo más canciones de ‘Nuevo Orden Mundial’, como el tema homónimo, ‘Devorador de Sueños’ y ‘Deshacer el Mundo’, un particular cover de Héroes del Silencio.
Y como en cada show de Malón, también sonaron los clásicos de Hermética, tales como ‘Gil Trabajador’ y ‘Víctimas del Vaciamiento’. Mientras la Strunz derribaba a más de uno con cada golpe a la batería, el Tano voló cabezas con cada solo de viola.
Luego de dos horas de recital, el fin llegó con ‘Malón Mestizo’ y ‘Castigador por Herencia’. Pero el cierre fue con el himno de Hermética, como siempre, con ‘Tú Eres Su Seguridad’.

Cobertura realizada por Carla Ortiz, fotografias Dayana Olmos para www.delaviejaescuela.com

Compartir este artículo