LAS PASTILLAS EL ABUELO: “Conociendo los extremos”

La banda liderada por el “Pity” Fernandez volvió a la ciudad de Córdoba, una ciudad que le sienta cómoda, según explicó el cantante. Es una constante de las bandas, ya casi un chiste, eso de “este es uno de los mejores lugares del mundo” pero cuando las referencias se vuelven tan específicas, cuando el tono de voz tiene la solemnidad con la que Fernandez comentó: “En esta ciudad conocí los extremos, el fernet, el agua”. Se puede notar que disfruta el estar en una ciudad a la que cada año la banda vuelve (incluso dos veces por año).

Algunas sensaciones del show

Las Pastillas del Abuelo salieron al escenario a las 21:45, después de la previa de Las Frases de Samuel, con el riff surfero de ¿Qué pretendo no saber? y de ahí en adelante se dio una seguidilla de canciones. Una tras otra sin la esperable pausa para saludar, para dar la bienvenida al show, para arengar al público. Eso apareció después de la octava canción con un “Como les gusta la joda” y un “No sé que hay más interesante que este silencio hermoso”. Esta segunda frase del “Pity” destacaría más adelante. Será por llevar más de 20 años de carrera, por conocer al público o casualidad ¿Por qué no? pero la escena repetida fue la del silencio del público al final de una canción roto por el grito unánime cuando comienza el arpegio de las guitarras que dan cuenta de la siguiente. Pasó con El Favor, pasó con Tantas Escaleras y con Rocanrol N´n´N.

El “loco diez bajito” contra Inglaterra y la Colonia

“Hay cosas que no son casualidad” fueron las palabras que se escucharon antes de ¿Qué es Dios? La canción en homenaje a Diego Armando Maradona, cantada 513 días después de su muerte en noviembre del 2020. ¿A qué se refería exactamente? pueden ser muchas cosas pero una de las frases constantes cuando se habla del injusto gol (previo a uno de los mejores goles de la historia, vale remarcar) de Maradona a Inglaterra existe la frase: “Si es trampa hacer un gol con la mano ¿Adueñarse de tierras ajenas que es?”. También puede ser el propio hecho de la existencia del partido Argentina-Inglaterra ese 22 de junio, un partido así, contra ese rival, en el primer mundial después de una de las etapas más oscuras del país.

De todos modos, cuando el público comenzó el canto “El que no salta es inglés”, desde el escenario el Pity propuso pensar en otra cosa: “Hay otra discordia, los españoles fueron peores que los ingleses”. Dos de los países que tomaron tierras en América, los dos que lo hicieron en lo que hoy es Argentina.

La nueva canción con Los Pacheco

A las 22:40 los músicos de Dean Funes salieron al escenario, presentados por Fernandez como “gente sensible que me hizo llorar mucho” y la canción que no tiene una fecha de lanzamiento todavía la presentó diciendo:

“la colaboración más placentera de mi carrera, me hizo llorar cada vez que la escuché, cada vez que la escuché y que la canté. Me tuve que esconder cada vez para poder llorar solo, hoy quiero llorar”

En un tono folclórico y con una letra que entre sus versos menciona (no con los versos exactos, pero permitiendo la licencia de no haberla escuchado en detalle) a alguien que bajó a los infiernos y volvió con una sonrisa, a gente que dejan sangrar las heridas y otros que las sanan.

El cierre del show

Las Pastillas del Abuelo tocaron durante casi dos horas e hicieron creer en dos momentos que ya se terminaba para volver a salir y continuar, obedeciendo el grito de “una más” que se transformó en dos, tres, cuatro… hasta que finalmente, cerca de las 00:00 la banda se despidió de la ciudad de Córdoba con El Ratón. Su viaje continúa en Río Cuarto (23/04) y Rosario (24/04).

Crónica realizada por Santiago Mansilla, fotografías a cargo de Franco Alonso, para www.delaviejaescuela.com

Compartir este artículo