COSQUIN ROCK HOMENAJE: “Donde todo comenzó, todo comienza”

“Donde todo comenzó,todo comienza” podía leerse en los accesos a la Plaza Próspero Molina el día Sábado.Es que al menos por un día en especial Cosquin Rock volvió a el lugar de donde surgió, al mítico escenario Coscoino, para darle comienzo a los festejos por los 20 años del festival.

Con el sol cómo testigo los encargados de abrir este día fueron tres bandas cordobesas de gran importancia para la escena local, primero “Los Navarros”, luego “Juan Terrenal”, y los históricos “Armando Flores” promediando la tarde.

Una vez finalizado el tiempo de Aji Rivarola y sus compas salió a escena a las 18 hs. Palo Pandolfo, con “Tanta trampa”, acompañado de cuatro músicos denominados “La Hermandad”, con los que durante el set repasó su historia con Los Visitantes (banda que formó parte de los primeros Cosquin), Don Cornelio y la zona, y sus temas actuales. “Para la Pachamama” dijo el Palo luego de derramar su bebida en un escenario caliente, que ya vaticinaba ser testigo de una fiesta.

Con “Estaré” canción de su época Visitante dio cierre a su paso por este día de Homenaje y celebración.

Los encargados de tomar la posta luego de ellos fue La que Faltaba, arrancaron puntuales y a puro rock piojoso, recordando a una de las bandas fundamentales en la historia del festival. Con “Cruel” empezaron a agitar la tarde y se pudo ver uno de los primeros trapos flameando entre el público que ya era mayor y que se fue agolpando cerca del escenario.

Micky Rodriguez, ex bajista de Los Piojos y actual cantante de La que Faltaba nos trajo a la memoria su momento en los rituales, cuándo entonaba “Fíjate”, canción de su autoría de la banda de Palomar.Con “Fantasma” y “El Balneario de los doctores crotos” fueron cerrando su recuerdo a Los Piojos, que emocionó y agitó aún más a los presentes.

Kapanga con “Rock” a la cabeza se encargó de continuar con el clima, y su lista a pura fiesta agitó aún más la tarde/noche en la Próspero Molina.

Mientras tanto Fernando Ruiz Díaz en conferencia de prensa definía: “Cosquin Rock es un clásico moderno” y sin saberlo el Mono en el escenario afirmaba esa idea, largando un AHRE! (latiguillo millennial) al final de cada oración. Luego se juntarían ambos artistas, cuándo Fernando es invitado a subir a escena con Kapanga, “el hermano que todos quisiéramos tener” lo presenta el Mono, y antes de que empiecen a sonar los primeros acordes de “El Universal” Ruiz Díaz afirma: “Es una noche muy emocionante para todos nosotros, nosotras…”.

Ésta no sería la única sorpresa en el set de Kapanga, ya que acto siguiente la Comisión de Cosquin le entrega un poncho al líder de la banda “por haber vuelto después de tantos años”. El Mono se lo calza y con un “Esta noche no duerme nadie” arranca el “Mono Relojero”canción con la que cerraron su lista.

Pasada las 21 hs. le llegó el turno de subir nuevamente a Fernando Ruiz Díaz, pero está vez al frente de su banda, Vanthra, revisitando a Catupecu Machu, grupo de culto de lo que fue el nuevo rock argento décadas pasadas y número central en los viejos Cosquin. Con el sonido industrial de “Oxido en el aire” arrancaron una lista de temas a pura emoción, sobre todo en su líder, quien le dedico el show a su hermano Gabriel Ruiz Díaz, quien se encuentra alejado de la música desde un trágico accidente en el año 2006. Le siguieron viejas canciones provenientes de los primeros discos, como “Secretos Pasadizos” y “Perfectos cromosomas”, pero esto no seria todo, Maikel y el Mono (miembros de Kapanga) se sumaron de invitados a “Dale!”, donde el colchón de palmas y el agite pudieron vislumbrarse en la plaza, con un Ruiz Diaz entonando un “Aquí Cosquin Rock”, al mejor estilo Julio Mahárbiz.
Para el final eligieron el poguero y clásico”Y lo que quiero es que pises sin el suelo”, y se despidieron a pura energía, característica típica de Catupecu Machu.

Luego de que Fernando y sus dos compañeros dejarán el escenario se dio turno al armado para recibir a Las pelotas, banda encargada del cierre. Cerca de las 23 hs. salieron a escena con “La Semilla”, canción ideal para meternos en clima pelotero. Sin pausa “Que podes dar” fue el siguiente en la lista, luego de un respiro Germán Daffunchio, cantante y guitarrista saludo al público.”Cosquin se merecía esto” dijo, no serian las únicas palabras entre tema y tema, ya que muchos fueron los gritos que se escucharon, como un: Aguante Sokol!, que fue reafirmado por el líder de la banda antes de “Tormenta en Júpiter”, al Bocha justamente le dedicaron “Ya no estás”, canción interpretada por Alejandro Sokol, en el último disco que participó con la banda. Luego de una breve pausa y un amague de final, volvieron con Capitán América, y la imagen de Trump pudo verse en las pantallas.Con “Shine” fueron despidiéndose a pura fiesta, la que completaron invitando a Ruiz Díaz con poncho incluido para “El Ojo blindado”, tema de Sumo en honor a Luca Prodan.

Y así Las Pelotas cerró de la mejor manera el Cosquin Rock Homenaje, honor merecido por ser la única banda con asistencia perfecta en el festival que en febrero estará ofreciendo su edición número 20.

Fotografías realizadas por Martín Cornejo, crónica por Marina Caballero para www.delaviejaescuela.com

Compartir este artículo