LO’ PIBITOS: “Funk y energía a sala llena”

“Lo’ pibitos” volvieron a La Docta, y llevaron a cabo la noche del domingo 16 un show lleno de funk y hip-hop que hizo bailar a todos los presentes en Studio Theater. Repasaron su último disco “En espiral”, hicieron canciones de discos anteriores, e invitaron músicos cordobeses que ya tienen su lugar en la escena del pop nacional

La noche era un poco dudosa, por ratos se sentía el comentario y las conspiraciones sobre el corte de luz vivido a lo largo y ancho del país. Fue un corte que duró varias horas y dio mucho de que pensar y hablar. Pero aun así, “Lo’ pibitos” estaban dispuestos a todo, y el show lo dieron igual. La producción de “La Nueva Generación” en la previa del show, nos hizo calentar los cuerpos con canciones de trap, que habitan las playlists de casi todos los jovenes, y también del actual pop cordobés, que sin duda, está en su mejor momento.

Ya son las 22:20, la sala está llena y el telón se cierra. Pasaron minutos, y el telón se vuelve a abrir, y los músicos arrancan con una base llena de funk y groove. Los frontmans se hicieron esperar unos segundos, y cuando suben recitan “Anda corriendo el rumor…”. La canción queda colgada, muchos pensaron que la iban a tocar completa, pero solo era una intro que funcionó de presentación. Guido Ruggiero y Tomas Bacigaluppi, son los cantantes y los encargados de hacer que todos y todas se bailen todo. Así es como seguido de la intro, saludan, y hacen: “Quien soy”, “Despierta”, “Todos hablan”, “Sabe”, y “En espiral”. Una seguidilla de temas potentes que pertenecen a su último disco “En espiral”. Realizan una pausa antes de continuar, y Tomas aprovecha el momento para expresar: “Es un placer estar acá, muchas gracias a todos ustedes por venir a pesar del frio. ¿Qué les parece si nos pasamos un poco “A punto caramelo”? La respuesta fue afirmativa y celebrada, y continúan con: “A punto caramelo”, “Mágico”, “Está en ti”, y “Dar”. El nivel de ritmo que maneja el percusionista y el baterista es una locura, tienen un Groove inexplicable. La banda va a continuar el show, pero antes, Tomas expresa: “En este día tan especial… ninguno de nosotros es padre, pero queremos invitar a un futuro padre. Un aplauso para Juan Ingaramo!”. Una ovación fuerte, gritos, y mucha alegría, recibieron a este músico que sin dudas es un hit a nivel local y nacional.

“Lo’ pibitos” junto a Juan hicieron: “Hay un lugar”. Una canción cargada de pop y trap, y quizás de las más tranquilas. Al terminarla, Juan se despide, y continúan con “Envión”. La banda tuvo como bajista a “Meri”, una muchacha que con su bajo de 5 cuerdas dio todas las frecuencias bajas que necesitaba la noche. Tal es así que cuando los frontmans deciden presentarla, todas las pibas presentes le hicieron saber que estaba haciendo todo bien.

El show sigue con: “El ritmo de la vida”, “Nada que ver” junto a Gaston De La Rivera, y “El cielo espera”.

El freestyle estuvo presente, tal es así que Guido le pidió al percusionita: “Tirate un beat juan”, y este respondió con su Roland cargada con una autentico sonido de 808, y al instante se le sumaron los demás músicos para continuar con una especie de improvisación. Seguido de esto tocan “Anda corriendo el rumor”, y esta vez, terminaron la canción. Son casi las 00:00 hs., el show ya está por terminar, y aparece una visual con la cara de Luca Prodan, y claramente tocaron la versión de “La rubia tarada” incluida en el último disco. La banda ya empezó a amagar con irse, se empiezan a despedir, y el público pide a gritos “Sintonia”, un clásico de la banda. Tal es así, que el pedido a gritos logro hacer que toquen la canción, y fue muy bien recibida. El show termina con “Ya está”, la banda se despide, agradece a su equipo, a la producción, y al público. Una foto final no podía faltar, y por suerte la hubo. El frio aniquilador esperaba afuera, y en casa esperaban los padres de muchos para seguir festejando su día.

Fotos por Franco Alonso para www.delaviejaescuela.com

Cronica por Maximiliano Ruiz para www.delaviejaescuela.com

Compartir este artículo