EL MATÓ A UN POLICÍA MOTORIZADO: “Primero por La Docta, y luego al mundo”

Previos a su gira europea, “El Mató” volvió a Córdoba y tocó en Plaza de la Música. Fueron casi dos horas de show en donde repasaron su discografía completa y demostraron que son los pioneros del “Indie Rock” en la escena actual de la música argentina.

Faltan minutos para que se hagan las 21:00 hs. y ya hay unas 30 personas adentro de la sala. Plaza de la Música es un espacio grande y en esta ocasión decidieron poner una tela justo al medio para ocupar la mitad de esta sala que ha sido pisada por grandes artistas y bandas. Sin previo aviso, los presentes tuvimos la oportunidad de ver y escuchar a “Lauri Fire”, artista invitada que nos brindó música “Syhnt Pop” que llevó a cabo con su computadora  y unos teclados. “Lauri” terminó su presentación a las 21:30, y de ahí hubo una gran espera. Esa espera que en el público se presta para seguir consumiendo bebidas, anécdotas de viejos recitales y quizás algún que otro cigarrillo.

Son las 22:20, y sube “El mató”. Santiago Motorizado y su banda se acomodan, pero antes de arrancar Santi saluda: “Buenas noches, Cordoba”. A lo cual los más de 700 presentes responden a gritos y silbidos alegres. “El magnetismo” fue la primera canción: Esta cuenta con sintetizadores y guitarras semi-distorsionadas, las cuales generan relajación, viaje y mucha tranquilidad. Luego vino “La noche eterna”  la cual expresa: “Dame algo esta noche, esta noche es especial…”. Ahí se podía apreciar al público pidiéndole eso mismo a la banda, y también se pudo ver cómo “El mato” pasa por distintos ambientes y sonidos sin drama. Así se fue subiendo el volumen de a poco y con unas visuales de un viaje por el espacio exterior, la banda continua con el tema “La síntesis O’Konor”: Instrumental que le da nombre a su último disco. Llegamos a un nivel más alto de ritmos y distorsión: “Las luces” fue la canción que siguió, y estuvo acompañada por luces y visuales que te hacían entrar en órbita con el cambio de velocidad que realizan de un momento a otro. Continúan con “El baile de la colina” y “La cobra”, al terminar este último Santiago expresa: “Gracias amiguitos y amiguitas, gracias por venir a esta noche tan hermosa”. Continúan con dos canciones que tienen títulos que demuestran algo parecido, y son: “El terror”, y “Terror en la copa del mundo”. Seguido de estas vino “Amigo piedra”, y el instrumental “Postales Negras”, al terminar la canción,  Santiago se quitó los auriculares y dijo: “No escuché nada, ¿Están gritando cosas buenas?”. Y esto dio paso a una canción más rápida y espacial, “Ahora imagino cosas”, canción perteneciente a su último disco y es de las más rockeras del album. El show continuo y todos los temas parecen hits: “Noche negra”, “Yoni B”, “Alguien que lo merece”, “Destruccion” y “Excabulir”. Todos coreados y cantados con mucho sentimiento por los jóvenes y adultos presentes. “El mundo extraño” y “El fuego que hemos construido” son los últimos temas y los músicos desaparecen. Hay una incertidumbre muy común y general entre el público cada vez que los músicos bajan del escenario y sin despedirse, se siente como un aire de desconfianza y miedo a que no suban nuevamente. Y  son minutos, pero parecen horas, y así volvieron a subir y tocan: “Fuego” y “El tesoro”, al terminar este tema que fue muy celebrado, Santi expresa: “Esa fue la última canción… ¿Nos vamos o quieren más?”. El público respondió pidiendo más a los gritos y la banda terminó con: “Chica de oro”, “Más o menos bien”, “Mi próximo movimiento” y “Chica rutera”. Una seguidilla de temas sin parar que tuvo fin a las 00:00 hs., momento en que la banda se despide y deja a más de uno con ganas de seguir bailando y cantando. A la salida se podía apreciar como las personas estaban conmovidas y decidían llevarse un recuerdo en el puesto de merchandising, donde se podían comprar discos, libros, remeras y gorras. La noche estaba en pañales, y seguro que más de uno fue a seguir su manija en algún rincón de la ciudad.

Crónica realizada por Maximiliano Ruiz, fotografías Martin Cornejo para www.delaviejaescuela.com

Compartir este artículo