DIVIDIDOS: Una pared de equipos al re palo!

Por primera vez en sus 30 años, la aplanadora toco en el Anfiteatro de Mina Clavero.

Cada vez que Mollo y los suyos se presentan en nuestra provincia el disfrute es seguro. Más aun si tocan en el interior y hay que peregrinar. Eso fue lo que pasó el sábado en traslasierra, Divididos piso por primera vez el escenario del Anfiteatro de Mina Clavero y lo redujo a escombros.

Pero antes del sismo, la calma. Desde temprano comenzaron a juntarse en la localidad del interior las almas que recorrieron varios kilometros de ruta y que soportaron el apunamiento de las alturas serranas. El anfiteatro está ubicado en un parque municipal, la geografia recuerda mucho a nuestro Teatro Griego ubicado en medio del Parque Sarmiento. En medio del verde y los árboles se dispuso la previa entre mates y criollos o cerveza y picada, pero siempre sonando de fondo la aplanadora o el Italiano tan querido por todos.

Una vez dentro del predio, Bigger se encargo de abrir la velada con un show acustico pero con mucha potencia. Diez puntos para el cuarteto que ya habia acompañado al power trio en su presentacion en Bomberos el pasado jueves, en San Francisco.

22 hs puntual y no cabia más un alfiler. La euforia se podia sentir muy fuerte entre el publico que no paraba de entonar el cantito popular del “Escuchenlo, escuchenlo, la aplanadora del rock and roll…” o el “Teque teque, toca toca…”. Lo unico que acompañaba esas voces eran las flores blancas estampadas en la escenografia negra, esperando por el triangulo de fuerza. 22:15 y el apagon dio fin a la serenidad. Entonamos las estrofas del Himno Nacional Argentino, y asi dimos el primer saludo a Ricardo. “Buenas noches! Por fin acá!”, dijo mientras Catriel y Diego se sumaban. La pared de equipos comenzo a vibrar y el terremoto estallo en la escala Ritcher con “Sobrio a las piñas”, el primero de una lista que se extendio durante casi 3 horas de show sin puntos bajos en el medidor. “Haciendo cosas raras” fue el segundo obligado, el que termino de decorar el escenario con las siluetas que ilustran la portada del disco que lleva ese nombre (Recordemos que reeditaron y regrabaron 40 dibujos por sus 30 años, con titulo nuevo).

“Alma de Budin” y “Elefantes en europa” finalizaron el primer acto y la euforia se tomo un respiro. “Que lindo lugar que tienen loco. Esta canción es sobre esas caminatas en los balnearios y la naturaleza”, introdujo Ricardo y sono “El Fantasio”. Seguido, todo el escenario se tiño de verde para “Tanto anteojo”. Este año la obra cumbre de Divididos, “El Narigon del Siglo”, cumple 19 años de su edicion y es una pieza que despues de tanto se mantiene vigente. No por nada fue el antecesor del primer “MMLPQTP” de la noche, con el aporte de Mollo: “Y no es el unico eeh”.

“Casi estatua”, “Capo capon” y “Ay! Que dios boludo” mantuvieron la linea de la euforia, hasta que llego el momento de ponernos serios. “Esta cancion tiene sus buenos años ya, es del ‘74. Ya se empezaba a respirar un aire denso en esa época”, sentencio el Hendrix criollo antes de “Soy quien no ha de morir” y del clasico segmento acustico. La hermosa rareza en vivo de “Vientito del tucuman” dio el inicio, “Spaghetti del rock” y “Par mil” avivaron el fogon. “Hay que leer a Galeano. El nos inspiro para componer este tema, la huelga de amores. Hay que tener cuidado de los empresarios, hay que tener cuidado de las ideas, de la television”, y entono un chacareron.


Ciavarella es considerado por muchos como el mejor batero argentino actual, y con un extenso solo demostro el por qué de ese titulo. Luego de varios minutos sacandole astillas a sus baquetas, engancho con una tremenda version del clasico de Yupanki, “El arriero”. En medio del estribillo, Ricardo otra vez se frena en seco: “Las penas son de nosotros y las vaquitas son ajenas. Cuanta razon Don Ata. Esto tiene que ver con lo que charlamos de Galeano”. El aplauso estremecedor y el final de una cancion que tambien esta muy vigente.

Se empezaba a sentir que el epilogo se acercaba. “Vida de topos”, “Mantecoso” y una pared de equipos al repalo, la antesala de la mistica del sueño de “Amapola”. “Amapola del 66 es eso, es el sueño que nace alla por los 60 y los 70, es el sueño que nos hizo estar donde ahora estamos”. Emocionado, Mollo agradecio a un amigo de su infancia, el Titi, que estaba presente, el haberle enseñado a Jimmy Hendrix: “En esa epoca Titi tenia el pelo largo, con lo que significaba tener el pelo largo por esos años, te levantaban y te llevaban. Ni que hablar si tenias discos, y Titi tenia el primer disco de Hendrix, imaginate”. El hombre ilusion entono asi una de las más lindas canciones del repertorio de nuestro rock. Acto seguido, el homenaje al carpo con “Sucio y desprolijo”.

Recta final y catarata de clasicos. “Paisano de Hurlingham”, “Rasputin” y “Paraguay”. Pero sin dudas lo mejor de ver a la aplanadora, siempre, pero siempre, es el hermoso quilombito que se arma en el medio cuando Catriel marca el tempo de “El 38” en su hi-hat. Ni que hablar cuando remontamos barriletes coreando el punteo del condor en su fender jazz bass con “Ala Delta”, el clasico cierre.

Para los bises, la sorpresa y broche de oro. Andrea Prodan invitado para el Sumaso. “Arrancaron con el Himno Argentino y siguieron con una cancion de la Mona fucking Jimenes. Yo quiero aportar un granito de Italia, y por qué no tambien de Escocia” y sonaron las gaitas de “Cruachan”. La marcha marcial dejo caliente el anfiteatro que parecia se desmoronaba con “Next week” y que se derrumbo hasta sus cimientos con “Fuck you”, dejando marcado a fuego por qué Luca fue el lider espiritual de la mejor banda que vio y escucho el rock argento. Se necesita más evidencias para entender el misticismo y la importancia que nuestra provincia, nuestras sierras tienen? No muy lejos de ahi yacen los restos del Bocha Sokol, Las pelotas tienen su estudio y a esos mismos caminos de tierra los piso Luca hace ya tiempo. El mito de las sierras tiene tonada Italiana.

Cronica: Cabeza Martinez

Fotos: Martin Cornejo

Compartir este artículo