LA FURIA DE PETRUZA: “Que el mensaje se pueda seguir expandiendo… a eso apuntamos con cada viaje”

La Furia de Petruza se encuentra disfrutando de su último disco y sigue recorriendo las rutas argentinas que este Sábado 13 de Octubre los depositarán en Pamplona del barrio ex abasto de la ciudad de Córdoba capital donde planifican un show completo y el Sábado 14 en el Elvis Bar de Río Cuarto. Acerca de los nuevos sonidos y sensaciones de reproducir en vivo sus últimas composiciones, Ezequiel Requejo, cantante de la banda, habló en detalle de su último trabajo.

DLVE: Después de la presentación del disco el año pasado en La Trastienda, viajaron bastante ¿Cómo les sienta?
ER: Si el año pasado estuvimos también en Córdoba, en el B.A. Rock. Esta va a ser la quinta gira nacional que estamos haciendo y poder viajar es algo hermoso, poder compartir nuestra música tan lejos de nuestra casa y que nos estén esperando es de las experiencias más lindas que podemos tener. Siempre que tenemos la posibilidad tratamos de repetir lugares lo hacemos, a Rosario, Santa Fe vamos seguido, también Córdoba y La Plata.

DLVE: ¿Se plantean algún objetivo en particular cada vez que visitan un lugar?
ER: La idea es repetir y que cada vez se expanda más nuestra música, nos demos a conocer, que el mensaje se pueda seguir expandiendo, a eso apuntamos con cada viaje y de a poco ir haciendo nuevos lugares. Estamos viendo la posibilidad de ir al norte y después estas cosas son las que por ahí vemos que el camino te retribuye cuando hacemos fechas por acá como Niceto o Trastienda que vinieron chicos de Río Cuarto o el otro día en La Plata vino gente de Córdoba. Esos son los frutos que dan las giras, vas conociendo gente que le gusta la banda y después sorprende haciendo tantos kilómetros para venir a verte.

DLVE: Te llevo al último disco, quería preguntarte particularmente por la masterización que la mandaron a hacer a EEUU ¿Por qué eligieron ese lugary que personas participaron en el proceso?
ER: El disco lo hicimos con un productor que se llama Luciano Farelli, que le produjo un disco a Marilina Bertoldi, llegamos a él por medio de Octafonic. Son todos una camada de músicos y de productores que trabajan muy bien y tienen un concepto del sonido bastante internacional. Cuando veíamos como iba quedando el disco en base a la sonoridad en los temas que estabamos buscando nos pusimos a ver el tema de la masterización, el bajista nuestro también es productor y tenía un contacto en EEUU. Mandamos a hacer una prueba pero no porque ese lugar sea una garantía de confianza, sino que mandamos Luces al Costado (que es el tema que abre el disco), lo devolvieron y la verdad que tiene una sonoridad increíble. En ese momento el precio era accesible, antes que se dispare todo, y era un lugar en el que trabajaron Foo Fighters, Frank Sinatra y el ingeniero de grabación fue Warren Sokol el que tomo nuestro trabajo y nos hizo bastante sugerencias y todo eso lo manejo David que coprodujo el disco con Luciano. Tomamos la decisión porque quizás era superior a las cosas que estabamos encontrando por acá en esos términos entonces la verdad que podemos decir que entre la mezcla y masterización hubo un vuelco bastante grande.

DLVE: Te iba a comentar que se notaban diferencias muy importantes con lo que es este último disco en lo sonoro. A raíz de esas diferencia ¿Cómo les sienta tocar estas canciones en el show en vivo?
ER: Este disco nos obligó a cambiar el sonido directamente, con respecto de un disco a otro hay bastante diferencia, se incorporaron sonidos de synthes que generan atmósferas que antes no teníamos. Guitarras también, apareció nuevo equipamiento, los chicos están tocando con lo que grabaron, equipos valvulares, fue todo un proceso de reacomodamiento de lo que pide “Luces al Costado” y estamos muy conformes con eso porque nos lleva a otro lugar, otros colores. De hecho hoy también cuando tocamos tenemos una compu al lado porque nos lleva a tener los sonidos que conseguimos en el disco, tratamos de reproducirlo de la misma manera, entonces requiere de otra operatividad.

DLVE: ¿Creen haber llegado a un punto de mayor sensibilidad o haber descubierto nuevas facetas desde lo compositivo? Porque quizás se perciben cosas más sutiles.
ER: Creo que hay como otro nivel de detalle en lo compositivo en base a lo musical y a lo sonoro, mejor arreglado, mejor producido. Tiene pasajes musicales con los que antes no contabamos que te lleva a distintos viajes, universos. Creo que toda la paleta de sonidos que logramos conseguir en el momento que estabamos haciendo el disco por eso nos detuvimos tanto en buscar un productor, con Luciano llegamos a lo que queriamos hacer. Exploramos otras búsquedas como el tema Soldados de Nadie, que lo pusimos último también porque como está el mundo en el que la Furia no venía jugando, entones fue como dejar la puerta abierta para que la gente se empape de eso y sea una puerta abierta para lo que va a venir. Hay temas también como Lo Que Pasa Acá que en el medio tiene un clima como si fuera una burbuja, pasan cosas que se consiguieron en este disco muy positivas, y con respecto a las letras creo que la diferencia es que el primer disco fue más observador, cuestionador, en tercera persona y este disco te mete más en lo vivencial, sensorial, emocional, un momento determinado y no tanto desde la mente o el pensamiento, creo que eso se transmite en las letras y en los sonidos.

Entrevista realizada por Fabián Toledo para www.delaviejaescuela.com

Compartir este artículo