CIRO: “Invasión Naranja”

Es viernes 7 de Septiembre, 21:30 hs. La Plaza de la Música se empieza a colmar de fanáticos. Tras bambalinas se encuentra Ciro Andrés Martínez, junto a sus fieles ayudantes… Los Persas, a la espera de subir al escenario.
Se siente la ansiedad  y el fervor de sus fanáticos expectantes al apagón de luces. Muchos calman esas ansias al canto de “Stir it up” y “No Woman, No Cry” de la leyenda “Bob Marley” mientras birra viene y  birra va, pareciera que no tienen más remedio que esperar.
Un minuto después de las 22 hs. sale Andrés, triunfante, con su campera de cuero naranja, entonando “Prometeo” para demostrar que La naranja mecánica es un poroto ante “La” Naranja Persa 2 (disco publicado el pasado 14 de abril de este año).
Pero faltaba algo en todo esto, y el cantito pidiendo por “Los Piojos” empezó en el segundo tema. A lo que Ciro barajo con “Desde lejos no se ve” y explota completamente “La Plaza de la Música”. Seguido de esto, Ciro mandó a dormir a todos con su “Canción de Cuna” haciendo uno de los momentos más emotivos de la noche.
Sin medir muchas palabras las canciones siguieron su curso, la invasión naranja era inevitable y de a ratos se escucha la palabra “Piojos” como si fuera “el macho” en una partida de truco. Pero Ciro primero les canto envido y soltó “Antes y Después”…el resultado fue la Plaza envuelta en un pogo brutal, para luego seguir con “Tan Sólo”. Y recordó a la capital piojosa (Comodoro Rivadavia) en “La Ruleta”.
Pero la Naranja tomó revancha con “Por Cel” de la mano de Julieta Rada (hija de Rubén Rada). Para después jugársela con un cover de su padre con “Malísimo”.
Pasó una hora del show, y si la invasión naranja pareció mucho, entonces nadie se esperaba que Córdoba se transformara en una jungla con “Ciudad Animal”.
Llegando al primer bis agradeció a los cordobeses y les dio la oportunidad de votar entre “Fantasmas” y “El Farolito”… ganando esta última y soltando un “Ja, como les gusta la joda eh!”.
Ya sobre el final agradeció a Palazzo y haciéndole un guiño con volver a “La Plaza de la Música” con un popurrí de canciones de “Los Piojos” como Genius y Pacífico, después entre pelucas y bailes soltó su joda candombe que culminó en “Fantasmas”, y se despidió de la Docta entonando el Himno Nacional con su particular armónica.

Crónica realizada por Andreas Brollo, fotografías Martín Cornejo para www.delaviejaescuela.com

Compartir este artículo