BEIRRO: “Un retrato sospechoso”

“ERNESTO BEIRRO” dio sus primeros pasos en la música frente a un piano, siendo pequeño aun, motivado por la idea de jugar y comunicar sensaciones a través de la música. Luego vendrían los primeros acordes en guitarra y el comienzo de un camino de verdadero disfrute de la música a lo largo del cual se iría descubriendo como compositor, intérprete y artífice de sus propias canciones. Integró diversas bandas hasta al punto de inflexión de su carrera: 2005, año en que inicia su carrera solista y comienza a gestar su primer álbum. Secundado por una formación estable, Beirro comenzó a girar por Capital Federal, Buenos Aires, Santa fe, Rosario, Mar del Plata, La Plata, San Pedro y entre otros lugares.

Elegante y rabiosa, amable y sutil, la propuesta de Beirro contiene altas dosis de rock, pop y funk. Acústico o eléctrico, logra que los pasajes más dispares convivan sin conflictos, en cada disco, en cada show, como un verdadero alquimista de la canción.

“Identikit”, el nuevo álbum de Beirro, es una búsqueda, por un lado, del compositor y, por otro, de una sociedad en constante efervescencia. Encuentros y desencuentros en tramas circulares.

Para desnudar o descubrir esas tramas, Beirro actualiza una mirada clásica del rock a través de un sonido moderno. En dicha búsqueda conviven el amor, la muerte, el futuro y hasta un -no tan- solapado homenaje a David Bowie. A diferencia de discos anteriores, “Identikit” propone canciones directas, con base rítmica contundente, con guitarras rockeras como guía sobre la que sobrevuelan atmósferas sonoras. Son, en definitiva, canciones con espíritu primal, al cuerpo, que invitan a viajar.

Compartir este artículo