JÓVENES PORDIOSEROS: “La gente del rock and roll siempre que escucha una guitarra para la oreja.”

La semana pasada nos dimos el gusto de charlar con “Toti” Iglesias, cantante de “Jóvenes Pordioseros”. En un descanso obligado luego de haber tocado en Quilmes la noche anterior, “Ayer tuvimos un recital en Quilmes, y entonces ahora me estoy recuperando porque esta noche vamos a tocar en Zarate” nos contó antes de comenzar con la entrevista.
La banda se estará presentando el próximo viernes 13 de Julio en Córdoba, más precisamente en Refugio Guernica (Tillard 115 – Ex. Abasto).
Podes conseguir las entradas para este show en www.aquituticket.com

DLVE: ¿Cómo andas “Los Jóvenes Pordioseros”?
TI: Ayer tuvimos un recital en Quilmes, y entonces ahora me estoy recuperando porque esta noche vamos a tocar en Zarate. Muy contento, porque por suerte todo marcha bien, el sur tiene eso de que a veces tengo la sensación de como si fuera el primer recital que hago, y siempre que estoy yendo digo “¿Che, ira alguien?” (Risas) y la verdad es que me pone muy feliz que la gente siempre este ahí apoyándonos, y hoy tenemos Zarate.

DLVE: Van a volver  Córdoba después un “tiempito” largo, ¿Cuáles son las sensaciones de volver a “La Docta”?
TI: Siempre nos tratan bien, creo que en la segunda gira de “Jóvenes” ya íbamos, éramos muy jovencitos. Y siempre lo que recuerdo es que la gente es muy de cantar, canta todo, así que eso es una doble satisfacción porque no solamente son los temas de difusión, sino que los pibes con todo el tema de internet y eso, están al día con todos los temas. Hace unos años atrás eso era más difícil, pero ahora está en el teléfono todo también.

DLVE: Recién hablabas del temas de las redes, de las plataformas digitales, ahora la gente se sabe las canciones de la banda de punta a punta y todavía hay canciones que recién están madurando.
TI: Siempre nos miramos con Leo Raffa (bajista) por ahí cuando cantamos un tema de los nuevos, y la gente los canta. Nosotros no tenemos veinte años, estamos promediando los treinta  siete  y cuarenta algo…. Y nos seguimos sorprendiendo. Nos alegra mucho lo que pasa.
Vamos hacer varios  temas del último disco.

“Yo por ahí llevo a alguno de los chicos a que me acompañe a grabar a las dos de la mañana y por ahí se duerme (risas). A mí me resulta natural, pero no por hacerme el vampiro, sino porque ya hace mucho tiempo que elegí vivir así”

DLVE: ¿Cómo vieron en la gente la recepción del último disco?
TI: Con este disco y con “Pánico”… para mí son una seguidilla de los discos de Jóvenes, porque eran como que venían de la mano, podrían ser “Episodio” 1, 2, 3,4, porque están compuestos con lo que me pasa hoy en día, salvo el tema que rescate cuando iba a la secundaria.
Con “Pánico” tenía miedo, porque en la radio estaban pasando muchas “cancioncitas”, no sé si era algo “light” lo que sonaba en la radio, pero era lo que la gente quería escuchar. Y nosotros salimos con “Pánico” que más que un tema “Rolling Stones”, es un tema con guitarras más “AC/DC”, y ahí me dio miedo, que entre las canciones que la gente escuchaba en ese momento, crean que nos quedamos en el tiempo. Pero la verdad es que la gente del “rock and roll” siempre que escucha una guitarra para la oreja.
Ahí tenía más miedo que con “Late” que es un disco que todavía lo estamos madurando.

DLVE: “Jóvenes” sigue teniendo esa esencia que uno  conoce y el público también, pero han ido mutando, evolucionando disco a disco.
TI: Por ahí tiene que ver con la edad, no podría decir que nosotros… viste que no somos “Beethoven” (risas) pero fuimos entiendo mucho más en estos años lo que es grabar en el estudio. Creo que les pasa a todos.
La primera vez que fui a un estudio temblaba y me daba vergüenza cantar, cuando hicimos el demo de “Probame” hace muchos años, creo que como diecinueve. Hoy vamos al estudio y no te digo que entendemos todo, porque a la “maquinita” incluso no la se manejar, pero me siento mucho mejor que en un ensayo.

DLVE: Imagino que eso te lo da experiencia, los escenarios, la noche…
TI: Nosotros cuando grabamos yo siempre pido que sea de noche, pero toda la banda por ahí no está acostumbrada a ir a grabar a partir de las nueve de la noche, y entonces a veces ni nos cruzamos porque ellos van de día. Pero es como decís vos, uno va encontrando donde se siente mejor, en mi caso para grabar las voces me tomo un ginebrita y le doy hasta que salsa el sol y ahí me voy (risas). Tiene que ver con el momento, en como siente cada uno al momento de grabar. Yo por ahí llevo a alguno de los chicos a que me acompañe a grabar a las dos de la mañana y por ahí se duerme (risas). A mí me resulta natural, pero no por hacerme el vampiro, sino porque ya hace mucho tiempo que elegí vivir así.

Entrevista realizada por Carlos Milanesio para www.delaviejaescuela.com
Fotografía Dayana Olmos para www.delaviejaescuela.com

Compartir este artículo