TODO APARENTA NORMAL: “Bailaron Porno Rock”

“Porno” es un modo abreviado de referirse a la pornografía o a lo pornográfico. La pornografía es el conjunto de obras que presentan contenidos sexuales explícitos, con el objetivo de provocar la excitación del receptor. Esto mismo puede trasladarse a la música, y eso es lo que nos hizo sentir Todo Aparenta Normal este viernes en Refugio Guernica con su Porno rock.

Con una buena convocatoria de público, la excitación se comenzó a sentir en los minutos previos a que el cuarteto de Don Torcuato subiera a las tablas del Vitico Bererciartua. “Porno rock” fue la primera, directo de su tercer álbum “En el desaprender”. Sus riffs circulares lograron terminar de ubicarnos en el clímax que Nico Alfieri y los suyos nos propusieron. “Calendario” y “Romper un misterio” sonaron como antesala al primer saludo, y se oyó “Buenas noches Córdoba”. “Estamos muy contentos de poder recorrer lugares haciendo nuestra música. Córdoba ya conocíamos, pero siempre es bueno volver”.

El repertorio fue un repaso por sus dos últimas placas, “Hijos del mundo” y el recién mencionado “En el desaprender”. “Cancion del desaprendiz” y “Al oscuro” despertaron los primeros gritos eufóricos y el pogo, que no descontroló pero si fue visible.

La banda de los Alfieri es, de la nueva generación del rock argento, una de las que más prolijo suena en vivo y también la que propone un viaje por distintos sonidos. Desde violas afinadas a arpegios calmos, decorados con tintes electrónicos y efectos varios que en conjunto con la sólida base de bajo y batería terminan de pintar una obra maestra. 

La parte lenta del show se la robaron perfectas versiones de “Traful” y “Sobre la cicatriz”, sirviendo como prólogo de la vorágine que se avecinaba para el final.

El principio del fin lo dio “Jinete”, corte de su tercer disco y uno de sus mejores videoclips. “Antes de desaparecer” y “Detener el tiempo” volvieron a levantar chispas para que todo se incendie con “Agazapado” y el cierre, “La dicha de los cobardes”. De yapa, la cuasi instrumental “Buenos aires”. Fue un show corto pero contundente, que sirvió para demostrar por qué Todo Aparenta es la banda que se viene.

Crónica realizada por Agustín Martínez, fotografías Dayana Olmos para www.delaviejaescuela.com

Compartir este artículo