LOS GARDELITOS: “Viejo y querido rock n’ roll”

Con nueva formación, el gran Eli Suarez salió con unos minutos de demora, ocasionados por la ambiciosa puesta en escena que prepararon para dar fin a una nueva edición del festival serrano. Inflables simulando los personajes del arte de “Ciudad oculta”, más el conjunto de cuerdas de Córdoba obligaron a que la batería se posicione bien al frente, casi a la altura de Eli.
El inicio fue un tema nuevo (?) Y proyectaron la letra en las pantallas. Pegadito, “De puño y letra” con el agregado de una pareja bailando tango y la imagen de Gardel en las pantallas.
“Anabel” dio paso al saludo y posterior ovación para Suarez. Agradeció por haber sido invitados a cerrar, siendo que no sacan material hace años y tampoco giran en las radios. Paso siguiente, pidió que le ayuden a cambiar este mundo de mierda y arremetieron con “Calles calientes”.
“Una vez me encontré con esta tente saliendo de Makena, y me invitaron a tocar con ellos”. Así presento Eli a su nueva banda. Agregó también que para hacer la revolución no hay que ser tibios, y sonó “Cobarde para amar”.
Invito al escenario a dos representantes de amar, y sentenció: “Para hacer la revolución hay que estar con el feminismo”, mientras en las pantallas se leía la leyenda “Siempre con las putas, nunca con la yuta”.
Dedico “Los querandíes” a los dueños verdaderos de esta tierra y el coro “Vamos los gardeles, vamo vamo Gardel” se sintió fuerte.

Llegando al final, pidió brindar por “Lo que vendrá”. “Mezcla rara” y “Gardeliando” fueron los elegidos para dar por terminado el Cosquín Rock de este año.
Otra vez la montaña explotó, y lo viviste por Vieja Escuela.

Crónica realizada por Agustin Martinez, fotografía Martin Cornejo para www.delaviejaescuela.com

Compartir este artículo