SAMSARA BLUES EXPERIMENT: “Viaje al centro de los sentidos”

Podría decirse que por lo general el domingo es aquel día que se utiliza para la tan aclamada flojera, en el cual culmina esa caravana enfermiza que empezó varias noches atrás y que encuentran en él un cargador para el cuerpo quebrado para enfrentar una nueva semana.
O quizás, todo lo contrario, porque para algunos puede ser el comienzo o situarse al medio de dichoso regate que poco conoce de fechas y horas, y elude compromisos con sus majestuosos quiebres de cintura para continuar haciendo de las suyas.
Sea de una u otra forma el pasado domingo 5 de Marzo no fué uno más en los que desde hace tiempo esperaban esta fecha. El Refugio Guernica nos deleitaba una vez más con una presentación para sacarse el sombrero.
Desde tierras lejanas, situadas al otro lado del charco, llegaban a suelo cordobés por primera vez Samsara Blues Experimen, banda ícono del nuevo Rock Psicodélico, poniendo punto final a su visita al país, luego de su recital el pasado 3 de marzo en Buenos Aires.
La noche cálida en los alrededores del Abasto se vio impregnada de ansiedad y mucha incertidumbre que emanaba de los presentes que formaron parte de una jornada muy especial. 21 Hs. fué el horario estipulado para dar comienzo a la velada que contó con el despliegue de dos grandes bandas locales como entrada al banquete principal de los alemanes.
El viaje a horizontes incógnitos empezó con el trío conductor del “Nautilus” quienes nos hundieron en las profundidades de las mareas con suaves notas que procuran de cuidado cuál cristales, y que a su vez sirven de introducción para aquellas que hacen de la intensidad un viaje de ida y vuelta entre psicodélicas melodías que dan paso a una interacción entera con nuestros sentidos.
El paso siguiente nos acercaron a conocer al “Hijo de la Tormenta” quien tiene entre sus repertorios la dosis justa para estremecer toda nuestra susceptibilidad. Apoderado con una bata y cuerdas envolventes que se paseaban por cada uno de los rincones del refugio despertó en nosotros los más íntimos infiernos escondidos en lo más profundo de nuestro ser.
El ambiente estaba caldeado, listo para ser servido a las órdenes del stoner de Samsara y sus influencias de variados estilos musicales. El público, enloquecido con lo que sería la primera vez que veía a la banda líder en el género, reventó tan solo escuchar esos primeros riff sacudidos desde la guitarra de Christian Peters.
La tropilla que parecía desprenderse de la batería de Thomas Vedder repercutió en cada una de nuestras cabezas provocando la sensación de que las paredes del abasto se desmoronarían en cualquier momento, acompañado del poder del bajo en manos del gigante vikingo Hans Eiselt.
Lo mejor del indian raga, thrash metal y traditional folk se vio reflejado en clásicos de la banda como “Singata Mystic Queen”, “Army of Ignorance” y “For The Lost Souls”, haciendo hincapié en lo mejor de estos 10 años de trayectoria.
El Final del encuentro con los teutones se acercaba, su amague de dejar el escenario hizo delirar a sus fanáticos, el viaje querían que les fuese eterno pero todo lo que comienza acaba, la vuelta al escenario fue para hacer de la despedida una dulce sensación para que el tiempo que transcurra hasta la vuelta sea lo más llevadero posible.
Con “Center Of The Sun” terminaron explotando una presentación digna de un cuadrito en el centro de los encuentros internacionales más sorprendentes.
El choque intercultural hizo de las suyas, y aunque en la actualidad no es un género que esté demasiado impregnado en nuestra cultura musical, tuvimos la posibilidad de compartir un momento con los que crearon una especie que nace de los sentidos.

Cobertura realizada por Nahuel Navarro, fotografías Dayana Olmos para www.delaviejaescuela.com

Compartir este artículo