COSQUÍN ROCK: “Lo destacado del tercer día”

FABIANA CANTILO: 

Divertida,carismática y con piruetas propias de una actriz de teatro en una obra musical, Fabiana Cantilo se sumó a los festejos de los 50 años del Rock Nacional.
Aunque su presentación se demoró alrededor de 20 minutos debido a imperfectos técnicos, su público dio “Una Tregua” y la artista se despachó con un “!Chicos, los fucking cables!”, demostrando algo de fastidio por lo sucedido.
Inquieta, se desplazó por todo el escenario al ritmo de sus canciones más conocidas como “Llego Tarde”, “Ya fue” y “Cleopatra, la Reina del Nilo”, estallando los gritos de sus fanáticas que sumaban un gran número de la concentración.
Por otro lado y fiel su estilo, revivió en modo de conmemoración, un par de covers de canciones que son clave en la historia del rock nacional.
Comenzando con una “Dulce Condena” de Los Rodríguez, y  “Eiti Leda”, de los magníficos Serú Giran, tiró sus primeras cartas fuertes sobre la mesa. Pero no bastaría esto para el público, que al contrario, quería más y más, por lo que “Fue Amor” y “Pupilas Lejanas”, de Fito y Los Pericos respectivamente, terminaron de fulminar las gargantas poderosas de la noche.
El gran final llegaba, y con él poco a poco iba muriendo la 3ra noche del Cosquín. Pero no podía irse así como así del escenario, por lo que con toda su fuerza cual “Bestia Pop”, nos regaló una excelente versión de “Thelma y Louise” dejando los motores preparados para Fito Páez que seguía al término.
Loca linda y en el papel del personaje que la caracteriza, Fabiana Cantilo se mostró nuevamente como una de las personalidades más llamativas del rock nacional.

Cobertura realizada por Nahuel Navarro, fotografías hechas por Natalia Cybuch para www.delaviejaescuela.com

FITO PÁEZ: Rayos y Culebras

Que sería del temático 50 años del Rock Argentino sin uno de los pioneros del género. Es que no estaría completa la grilla de dicho escenario sin la presencia de Fito Páez.
“El Chico de la Tapa” envuelto con un energía singular que lo caracteriza y su tradicional sonrisa, conmocionó una vez más a su público de siempre, y al de nuevas generaciones, aunque según el seguirá siendo igual a los 70.
Conjugando lo mejor de sus diferentes etapas como artista, yendo y viniendo por las mismas, nos volvió parte de una “Rueda Mágica” relatando las historias de aquellos niños que “se escondieron en el centro, y en el baño de un bar sellaron todo con un beso” y de “Thelma y Louis”.
Dentro de este “Circo Vip” reconoce tener muchos amigos, por lo que se dio el gusto de tocar junto a Juanse y “Rolo” de La Beriso, “Nadie Lo Hace Como Yo”.
Largos años de trayectoria “hechos de amor, esperanza y un poco de vino” hacen de que Fito brille como una perla frente a un micrófono y su teclado exquisito.
El final se acercaba pero el rosarino indudablemente se había guardado lo mejor para el final. Sus himnos no podían faltar en esta gala, por lo que “Brillante Sobre el Mic” y “Dar es Dar” sirvieron como introducción a la despedida. La explosión final hizo convulsionar a todos con “Mariposa Tecnicolor”.
“Gracias por dejarme vivir así tantos años, no saben el precio de eso” fue la frase final con la que Paez dejó el escenario 50 años del Cosquín Rock 2017.

WhatsApp Image 2017-02-28 at 00.28.17

Cobertura realizada por Nahuel Navarro, fotografías hechas por Dayana Olmos para www.delaviejaescuela.com

LA BERISO: Cierre berisero en las sierras

Fueron 3 días que esperamos durante mucho tiempo y pasaron muy rápido. Todo lo bueno tiene que terminar y ese fin estuvo a cargo de La Beriso. No resulta raro ver ese nombre en ese lugar; amén de gustos, la banda liderada por Rolo Sartorio se lo merece.
Llevan varios años arriba de las tablas, y su meteórico ascenso lo lograron desde abajo. En menos de dos años, pasaron de tocar en lugares chicos a agotar su primer Luna Park, colmar el estadio único de la Plata y convertirse en la nueva banda Argentina en llenar el monumental de River Plate.
Con “Pecado Capital”, su último trabajo, bajo el brazo dieron un show que se extendió durante más de dos horas. “Miradas”, “El Éxito”, “Argentina” y “Dónde terminaré”, son sólo algunos de la abundante lista de hits que ejecutaron.
Rolo se comió el escenario y agradeció al público y a sus compañeros de grupo, a quienes dedicó “Mi banda de Rock”. “No me Olvides” es más conocida como la canción que los catapultó a la fama, perteneciente a su disco “Historias” de 2014. Parecía ser el final, pero aún quedaba por sonar “Legui”, abriendo paso al cierre con “Todo es Mentira”.
Pasó la edición número 17 del mito de las sierras, de nuestro festival más grande: Cosquín Rock. Y La Beriso dejó tatuado en la montaña que el éxito no es nada más que pararse y dar pelea. Será hasta el año que viene.
La Beriso

Cobertura realizada por Agustín Martínez, fotografías hechas por Martín Cornejo para www.delaviejaescuela.com

 

 

Compartir este artículo