COSQUÍN ROCK: “Lo destacado del segundo día”

LA VELA PUERCA: Volver y ser millones

Después del accidentado show del Cosquín pasado, los charrúas se reivindicaron y dieron un show bien arriba en las sierras. La intro estuvo a cargo de un vídeo que mostraba flashes de sus 20 años de trayectoria. Y así, a modo introspectivo, transitaron un viaje de atrás para adelante. El primero en soñar fue “Sin Avisar”, seguido de “Soldado de Plomo”, uno de los más festejados de “Érase”.
El próximo disco en recordar fue “Piel y Hueso”, “Todo el Karma”, entonado por Cebolla Cebeiro,  fue una fiesta (¿acaso el mejor tema compuesto por Seba?) de la época.
“El Impulso” no podía faltar. Con “Colabore”, “Para no Verme Más” y “Frágil”, bajaron un cambio. A continuación, el enano agradeció a todos los veleros presentes y el respeto del resto del público, haciendo saber que “A Contraluz” es un disco muy importante para ellos. “Llenos de Magia” y “Zafar” fueron los éxitos, seguidos de la sorpresa con “El Huracán”.
Para “De Bichos y Flores” marcaron el compás “Por Dentro” y “Por la Ciudad”. Acompañados de Manolo, recordando a Luca Prodan, mezclando “Madre Resistencia” con “TV Caliente”, el clásico de Sumo. Para el final, obvio, sonó “El Viejo”, y ahí pegadito, “El Profeta”.
La Vela dio cátedra de por qué es la banda más grande del Uruguay y tuvo su revancha en las sierras cordobesas. Si todo parece jodido es cuando más hay que poner.

La Vela Puerca

Cobertura realizada por Agustín Martínez, fotografías hechas por Martín Cornejo para www.delaviejaescuela.com

SKAY Y LOS FAKIRES: El rock no morirá jamás

La viola más representativa del rock nacional, después de su ausencia en 2016, volvió a pisar fuerte las sierras. Eduardo Beilinson, Skay, fue uno de los puntos fuertes de la noche. Acompañado por sus Fakires, “Arcano XIV” abrió su set. “Oda a la Sin Nombre” sorprendió muy temprano, pero de sus temas, fue la más coreada (¡cómo no agitar con ese tema!). “Pegadito”, “Aves Migratorias” y “Ya lo sabés”, que nos transportó a un lugar especial, vinieron después.
De su último trabajo sonó “Egotrip”, canción tribunera si las hay, como un palo para ya sabemos quién. “El Pibe de los Astilleros” fue el primer himno ricotero que encendió el campo, colmado de remeras con la PR grabada y las banderas al viento.
“El Fantasma del 5to Piso” bajó un cambio a los enfervorecidos, pero no duró mucho. El pogo más grande del mundo se hizo presente con “Jijiji” y al carajo todo. No hace falta decir nada más.
“Flores Secas” amagó el final, pero no quedó ahí. Los bises fueron “Quisiera Dejarte”, y el cierre con “El vuelo del jinete”, la historia de un loco que se fue a galopar el cielo siguiendo una estrella fugaz. Y eso es lo que genera el Flaco en su gente, un viaje del que pocas veces hay retorno, porque se siente.

Cobertura realizada por Agustín Martínez, fotografías hechas por Natalia Cybuch, para www.delaviejaescuela.com

 

LOS FABULOSOS CADILLACS: Carnaval fabuloso toda la noche

Quizás la participación más esperada de la segunda jornada de este Cosquín Rock fue la de Los Fabulosos Cadillacs. En el medio del furor de su obra conceptual “La Salvación de Solo y Juan”, estos gigantes de la música nacional y latinoamericana se dieron una vuelta por las sierras cordobesas para festejar el fin de semana de carnaval ¿Qué mejor banda para esto que los Cadillacs?.
Aunque la previa fue larga, Los Fabulosos subieron al horario pactado, antes de la 1 de la mañana. Último show de la noche, para promediar el festival, y sonó “Manuel Santillán, El León”. Se fue todo al carajo. Nosotros y el público, nos reunimos bien al centro para empezar a bailar.
“Mi Novia se Cayó a un Pozo Ciego” y “El Genio del Dub” fueron las primeras canciones y verdaderamente se transformó en una fiesta.
La novedad fue que Sergio Rotman se reincorporó a las presentaciones de la banda, habiendo estado ausente desde el lanzamiento del disco.
“Calaveras y Diablitos”, con alta participación del público. “Las Venas Abiertas de América Latina”, “Mal Bicho”, “Matador” “Carnaval toda la vida” fueron solo algunas de las casi veinte canciones que aniquilaron la segunda jornada de Cosquín Rock.
Si no bailaste en todo el día, realmente no te corre ni sangre ni el rock por las venas.

Cobertura realizada por Carla Ortiz, fotografías hechas por Martín Cornejo, para www.delaviejaescuela.com

Compartir este artículo