WOODSTOCK “94”: “Barro tal vez”

Festival emblemático si los hay, se mantiene vigente desde hace 47 años y no hay indicios de que deje de realizarse. Y como todo festival emblemático, hay miles de anécdotas que contar sobre este; más puntualmente lo ocurrido durante la edición festejo de los 25 años de Woodstock 1969, en 1994.

Bajo el lema “Dos días más de paz y música”, se llevo a cabo los días 12, 13 y 14 de Agosto, siendo la primer fecha confirmada mas tarde. Un problema en la organización y un frágil vallado metalico impidieron el normal monitoreo de los asistentes, por lo cual muchas personas se colaron al predio. Desbordado el lugar, la organización tuvo que restringir el suministro de alimento y de alcohol a lo que se estimaba fueron 350 mil asistentes. A esto sumarle la fuerte lluvia que había transformado la Granja de Winston  en una gran y multitudinaria pileta de barro.

Otro de los nombres con los que se suele referir a Woodstock 94 es “Mudstock” (Mud en ingles significa “barro”), en parte gracias a la participación de Green Day. Billie Joe Armstrong, eufórico como de costumbre, inicio una pelea de barro con el público. La vorágine desatada se volvió tan incontenible, que varios fans comenzaron a subirse al escenario y fue así que el personal de seguridad confundió al bajista Mike Dirnt con parte de la multitud, siendo derribado a golpes varias veces. Mike tuvo que ser intervenido por el personal médico, que le realizo una ortodoncia de emergencia. (le bajaron el comedor… literal).

Nine Inch Nails tuvo un papel importante en el festival. Los liderados por Trent Reznor fueron considerados los más convocantes de esa edición. Y no solo eso, sino que también quisieron ensuciarse un poco y, minutos antes de subir a las tablas, se revolcaron en el lodazal. Dieron un show tremendo, embarrados de pies a cabeza. ¿Se imaginan a Reznor en esa situación? Chocho el pibe, seguro.

Red Hot Chili Peppers también hizo de las suyas. Subieron a tocar vistiendo unos llamativos trajes de bombillas de luz, que hoy son exhibidos en el Hard Rock Casino, en Las Vegas. Además, la hija de Flea fue invitada a cantar el himno Yankee y para finalizar su show, se disfrazaron como Hendrix para interpretar “The Power of Equality”.

Fue la primera vez que participaron Metallica y además el gran debut de Bob Dylan en Woodstock, después de haber rechazado participar en la primer edición de 1969. Según los críticos, fue uno de los momentos de mayor vuelo musical y puntapié para muchos logros más dentro de la carrera del gran Dylan.

El cierre del festival estuvo a cargo del genial Peter Gabriel. Dando un show impecable, finalizo su presentación con la canción “Biko”, incluida en su álbum homónimo de 1980. Steve Biko fue un militante activista Sudafricano que lucho contra el apartheid al lado de Nelson Mandela. En la canción, totalmente inspirada en él, Peter narra el momento en que es Biko es secuestrado por la policía del apartheid en agosto de 1977, su paso por la Sala 619 (en donde fue brutalmente torturado) y su muerte en septiembre del mismo año. La canción fue considerada el momento más emotivo de las 3 noches del festival, realzando el lema “Paz y música” y dejando que este llegue al resto del mundo.

Compartir este artículo