VITICUS: “Celebrando a un legendario”

50 años de rock no los cumple cualquiera, por eso es motivo de festejo. Víctor “Vitico” Bereciartúa está cumpliendo medio siglo junto a esta música que nos hace vibrar como ninguna otra. Desde Riff, su carrera solista, Vitiken, hasta la actualidad con Viticus, El Canciller siempre dio cátedra de rock en nuestro país. Y así fue el pasado sábado 3 de diciembre en Córdoba, un lugar que conecta automáticamente con Viticus.
Luego de las tradicionales visitas de la banda a Refugio Guernica, con un escenario que lleva el nombre de Victor, llegó el momento de apostar a más. Krakovia fue el recinto elegido y así fue como se dio uno de los acontecimientos rockeros más inolvidables. Y aunque las noches de rock se caracterizan por ser calientes, esta fue por demás calurosa, tanto por el clima como por la actitud del público.
Krakovia nos ofreció esta vez un formato distinto, Chevys por todos lados, motos en tarimas y colgadas del techo, además de bailarinas. Una fecha fierrera, acorde al espíritu Riff que hoy Vitico continúa predicando. Pero también hubo una propuesta con muy buenas bandas de Córdoba, como Tismo, la encargada de abrir la noche. Le siguió The Dapper Dan Band con su rock sureño para comenzar los primeros bailes. Continuó Viejo Motor con rock and roll puro, para darle lugar a la siguiente banda, que vino desde Buenos Aires. Se trata de Camus con un rock pesado desde las entrañas, con una cantante que según las palabras de Victor “se cree Robert Plan y le sale muy bien”. Camus fue la revelación de la noche y nos quedamos con ganas de escuchar aún más de ellos. El metal cordobés también tenía que estar presente, por eso GTX voló cabezas como cada vez que toca en vivo.
Y ya con un Krakovia caliente, de mucha cerveza bebida y espíritu festivo, Viticus pisó el escenario para finalmente descontrolar los cuerpos de los presentes, sedientos de rock. ‘Rayo Luminoso’ de Riff abrió la extensa lista, de alrededor de 25 canciones. Le siguieron ‘Esta Noche Hay Rock and Roll’ -eso que pensamos cada vez que toca la banda, el slogan de este tipo de días- y ‘No Me Fue Muy Bien En El Extranjero’. Y fue entonces cuando todo lo que se estuvo dando durante la velada terminó por encajar perfectamente con lo que estaba pasando: ‘Ruedas de Metal’ acompañada de los motores de las motos que estaban en el lugar; la combinación justa y perfecta.
El Canciller nos adelantó en una entrevista que se viene el disco nuevo, así que de estreno en Córdoba, conocimos algunas canciones nuevas como ‘Equilibrio’ y el instrumental ‘Hipnótico’ -sí que lo fue-. Pero tampoco dejaron de sonar sus clásicos como ‘Fugitiva’, ‘Voy A Pasar A Buscarte’, ‘La Autopista’, ‘Últimamente’ y ‘Un Legendario’. Se asomó también algo de la carrera solista fe Victor, ‘Nacido Para Ser Así’.
Los fanáticos totalmente entregados a Viticus y su rock and roll que suena exactamente a lo que el rock and roll es en esencia. Las parejas bailando, los amigos abrazados y saltando, todos compartiendo un vaso de alegría por lo que se estaba viviendo.
Por supuesto los clásicos de Riff dominaron el resto de la lista: “Los consejos de Pappo” dijo El Canciller, ‘No Detenga Su Motor’, ‘Aquella Estrella’, ‘Mucho Por Hacer’, ‘La Espada Sagrada’ y ‘Sube a Mi Voiture’, la que todos bailamos. Un breve receso se tomó la banda y continuó con ‘No Obstante Lo Cual’, ‘Sucio y Desprolijo’ y ‘El Forastero’. El final: ‘Que Sea Rock’, esas tres palabras que usamos como premisa para la vida.
Son infinitos los motivos por los cuales debemos festejar la música y el rock. Celebrar con Vitico sus 50 años de rock fue un placer, pero más un agradecimiento por aportar tanto a este género que nos hace perder la cabeza pero que nos mantiene vivos como nunca.

Cobertura realizada por Carla Ortíz, fotografias Dayana Olmos para www.delaviejaescuela.com

 

Compartir este artículo