MUSICA PARA VOLAR: “Mágicas interpretaciones de la obra de Gustavo Cerati”

Gustavo Cerati y Soda Stereo marcaron para siempre la música latinoamericana, y nosotros tenemos la suerte y el honor de que sean argentinos. La obra de Gustavo es inagotable a la hora de homenajear y hasta el día de hoy disfrutamos de cada forma de rendirle tributo.
El pasado viernes 18 de noviembre  en Plaza de la Música fuimos testigos de uno de los homenajes más particulares y especiales: “Música Para Volar”, un Homenaje Sinfónico a la obra de Gustavo Cerati.

Este espectáculo musical oriundo de Rosario debutó el año pasado y no ha parado de recorrer el país desde entonces, y en Córdoba agotando en dos oportunidades las localidades en Ciudad de Las Artes. Música para Volar está integrado por José Matteucci en batería y voz, Alexis Thompson en guitarra, Julieta Sciasci, en bajo y Bruno Moreno en teclados. Además, cuentan con la compañía de cincuenta músicos de orquesta y coro.
La velada comenzó a las 21hs con el dúo cordobés Future Ted, integrado por Diego Mema y Flor Lucena, que nos regalaron sus canciones acústicas, algunas con loop pero todas con un sonido orientado al pop soul y el folk.
Ya a las 22hs puntual los músicos se subieron al escenario y comenzaron el viaje por las mejores canciones de Cerati y Soda. La primera fue ‘Hombre Al Agua’, acompañada del coro de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional de Córdoba. La interpretación dejó al público sin poder pronunciar palabras, pero éstas se transmitieron a partir de la primera ronda de aplausos. Lo que seguía era la secuencia de canciones de aquel inolvidable “Comfort y Música Para Volar” de hace dos décadas, sólo con José, Alexis, Julieta y Bruno en escena. ‘Un Misil En Mi Placard’, ‘Entre Caníbales’ y una entrañable interpretación de ‘Té Para Tres’, uno de los temas más personales del artista. Le siguieron ‘Cicatriz’, ‘Artefacto’ y clásicos como ‘Zoom’, ‘Cuando Pase el Temblor’ y ‘La Cúpula’, todas acompañadas por las palmas de todos los presentes.

Una segunda parte del show contó con la incorporación nuevamente de los instrumentos de orquesta y con el músico cordobés Obi Homer como director. Así se desató la furia con ‘Ella Usó Mi Cabeza Como Un Revolver’ y ‘Un Millón de Años Luz’ para luego proceder con una seguidilla de temas de la carrera solista de Cerati: Cosas Imposibles’, ‘Crimen’, ‘Me Quedo Aquí’, ‘Fuerza Natural’, ‘Zona de Promesas’ y la especial interpretación de ‘Cactus’ con la incorporación del arpa.
Aunque los músicos se despidieron y abandonaron el escenario, el público necesitaba aún más: ‘Paseo Inmoral’ y ‘Puente’ –inevitable la piel de gallina y la emoción con esta canción-. Aún así, la gente pedía más y Música Para Volar nos regaló de yapa una hermosa versión de ‘Trátame Suavemente’.

Aunque actualmente los homenajes a Gustavo Cerati son recurrentes, definitivamente Música Para Volar es algo distinto, único y de identidad propia: en ningún lado vas a escuchar tan excelentes versiones de estas canciones eternas.

Cronica realizada por Carla Ortiz, fotografia Natalia Cybuch para www.delaviejaescuela.com

Compartir este artículo