PIL: "Lo que el mundo necesita ahora"

En mayo de este año se confirmó una visita inesperada a Córdoba. Public Image Ltd, aquella banda que fundó John Lydon luego de la separación de Sex Pistols en 1978. Para muchos, ver al cantante de los Sex Pistols en vivo fue sólo un sueño. Pero el pasado viernes 12 de agosto, ese sueño fue realidad. La plaza elegida para el recital de PIL fue Krakovia, un lugar que ya nos tiene acostumbrados a grandes shows.
Desde el anuncio de la fecha, se sabía que la noche iba a ser especial por muchos motivos: el tipo de banda, post punk de casi 40 años; el público, integrado justamente por gente que conoce del género y la historia de PIL, una banda prácticamente de culto; el punk rock no iba a ser el protagonista, aunque el alter ego de Lydon fuese Johnny Rotten. Una noche sólo para entendidos de la inagotable obra de John. Para este público en especial fue una ansiosa espera, ver a PIL en Córdoba era algo de una vez en un millón.
Desde las 21:30 de esa noche se vieron algunas crestas, tachas, chalecos con parches ingresando a Krakovia. Mientras tanto, la banda cordobesa de rock alternativo Cith, calentó las tablas para lo que se venía.
Dentro estaba el puesto de merchandasing, que tenía una remera muy particular que llamó la atención de varios. En el año 1986, la banda lanzó su cuarto disco titulado sólo ‘album’, editado también en cassette, con esta denominación. La remera en cuestión tenía el estampado “t-shirt” con la tipografía de aquel ‘album’, y para los que somos exquisitos en cuanto a las remeras, fue una joyita que no pudimos resistir comprar.
Luego de la performance de Cith, que con este show logró imponerse a un nuevo público, se vino la cuenta regresiva a PIL. Krakovia ya estaba ambientado con música punk, post punk y new wave, y algunos personajes característicos.
A media noche, se abrió el telón y Public Image Limited pisó fuerte el escenario. John Lydon se ubicó bien adelante, acomodó su atril en frente, ordenó las canciones y así arrancó con toda.
‘Albatross’ fue la primer canción de la lista, que logró hipnotizarnos a todos. Ninguno de los que estábamos ahí podíamos creer que el que estaba parado ahí era fucking Johnny Rotten, el coloradito bardero de los Sex Pistols.
Si bien el setlist recorrió casi todos los discos de PIL, la banda vino a presentar su último lanzamiento hasta el momento, ‘What The World Needs Now’, de 2015. Por eso la lista siguió con ‘Double Trouble’ y ‘Know Now’, los primeros pogos de la noche. Pogos que se mezclaron con baile, porque lo que se estaba gestando era una fiesta post punk. Estalló la gente cuando comenzó ‘This Is Not A Love Song’ uno de los hits de PIL. Era baile puro.
‘Deeper Water’ y ‘Corporate’ continuaron con la presentación del último disco hasta ‘Death Disco’, otro oscuro clásico de PIL.
‘The One’ y ‘The Body’ fueron las canciones que promediaron el show. Hasta el momento, muchas sensaciones y muchos estilos se manifestaron. Desde el primer momento, que esté Lydon en nuestra ciudad parecía una monstruosidad. Su presencia lo hacía gigante: desde la postura y los gestos, parecía dar un discurso a modo de lección de vida a cada uno. Él, el gran maestro, nosotros sus atentos alumnos.
‘I’m Not Satisfied’, una de las canciones más impactantes de ‘What The World Needs Now’ y ‘Religion’, del primer disco ‘First Issue’, contribuyeron al lisérgico viaje musical de PIL. Porque cada canción era un viaje de ida a explorar el arte Lydon. Un arte al cual dedicó toda su vida y que hoy lo convierte en un hito en la historia no sólo del punk y el post punk, sino la música en general.
Uno de los temas más esperados de la noche fue ‘Rise’ con su “anger is an energy”, el lema eterno de Lydon y los suyos.
Las últimas canciones fueron ‘Public Image’ y ‘Shoom’, que dieron por finalizada una noche inolvidable para los cordobeses. Una noche que tuvo mucha psicodelia por momentos, mucha experimentación y un gran impacto en cada uno de los que estuvimos ahí. Todo fue impecable: el sonido, la puesta y las dos horas intensas de show. Intensas porque se crearon diferentes climas según las canciones. Public Image Ltd dejó a una Córdoba maravillada y extasiada en post punk. Por último, John Lydon se despidió agradecido y diciendo que su música la hacen desde el corazón. Quizás por eso es que cuando nos volvimos a nuestras casas, nos sentimos diferentes, tocados, cambiados. PIL nos voló la cabeza y el corazón.

Cobertura realizada por Carla Ortiz, fotografias Natalia Cybuch para www.delaviejaescuela.com

Compartir este artículo