LADO B: "Lo independiente también puede ser narcótico"

Hablamos con Marcelo “Aka Palo” Caceres, fundador de Lado B disquería.

Hay muchas cosas que tienen dos caras: los discos, los cassettes, las monedas, la luna. Y muchas veces en la cara B de esas cosas se encuentra lo mejor, lo inesperado, la sorpresa.  A un mes de cumplir los 28 años de existencia, Lado B sobrevivió a las generaciones y a los distintos formatos impuestos por el avance tecnológico, y logro hacerlo porque no es una disquería convencional; pudo llevar su nombre más allá y convertirlo en un concepto. El concepto de lo paralelo, de lo alternativo, convirtiéndose así en el tren para aquellos que buscamos en córdoba emprender un viaje sonoro con melodías que por ahí no suelen llegarnos por los medios más comunes. Lado B, clara expresión de que lo independiente también puede ser narcótico.

DLVE: Falta un mes para que Lado B festeje sus 28 años. ¿Cual fue la idea que impulso este proyecto?
PALO: Yo fui laburante en la música desde temprana edad, en radios como musicalizador y dj en bares. Con un par de socios pusimos un bar emblemático en la ciudad en los 80, Banjelis, en la Yrigoyen. Fue un bar que tuvo la particularidad de aparecer en el momento que volvió la democracia, en el 83. Subía Alfonsín y nosotros abríamos un bar-pub. Caímos nosotros, teníamos 18 años y abrimos un bar que pasaba música que estaba fuera de lo común en ese momento. En todos los pubs en córdoba se escuchaba toda la movida del rock nacional acústico que iba en contra de los militares. Y de repente aparecimos nosotros, que vivíamos en La Falda y estudiábamos en córdoba, y abrimos este bar donde pasábamos todo lo que era la new wave y cosas muy nuevas. Eso revoluciono mucho a la gente que iba ahí, muchos periodistas que me invitaron a laburar en radios. Yo ya proveía a muchos locales y disquerías, tenía mucha información y en un momento mi departamento se volvió un infierno. Me generaba mucho gasto y bueno, a ver si recupero algo porque no podía mantener mi propio vicio, y así nace Lado B con un perfil muy acotado, sin cuestiones populares. Lado B arranco como es, y así es hoy, siempre dentro del rock de culto, del rock clásico y alternativo. En esa época era “común” encontrar un cd de Floyd, en cambio un cd de Janes Adiction…

DLVE: Entonces se podría decir que transformaste Lado B más que en un local, en un concepto…
PALO: Si, sin querer. No fue premeditado. Era una cuestión que a mí me gustaban ciertas bandas británicas y cuando las traía me gustaba difundirlas en las radios. Y eso generaba que mucha gente me pidiera que le consiga un disco. Y así decidí instalarme en un negocio para poder seguir en la veta de conseguir lo que yo quería. Eso se torno en una cosa muy divertida, muy particular. Una disquería en que la gente que acudía en esos primeros años tenía que sobreentender de que estábamos hablando, porque no teníamos discos de cosas populares. Cuando esas cosas tuvieron su alta demanda si incorporamos el pop de turno, INXS, Depeche Mode, cosas que tenían versiones extendidas, así empezó Lado B.

DLVE: Costó Mucho hacerse un lugar en la escena Cordobesa?
PALO: En realidad no se podía planear, era algo que iba muy sobre la marcha. Si tenía claro que quería trabajar de lo que a mí me gustaba. Me gusta mucho la música. Trabajo en un local de música, vendo música pero también consumo mucha música. Leo mucho sobre el tema, procuro mucho la información. Me genera un desafío, me acomodo a él, y el negocio proseguía. Pero nunca tuve, y es un error tal vez, nunca tuve la capacidad de adaptarme  comercialmente a los tiempos. Jamás iba a la vidriera de otra disquería a ver que trabajaban; si lo hubiese hecho capaz me iba mejor económicamente. Yo hacia la mía, lo que a mí me gustaba. Investigaba y si veía que aparecía una banda nueva que se llamaba Radiohead era “mira, buenísimo, dale para adelante”. No era muy sensible a lo que la masa podía consumir o no en ese momento. Fue muy difícil pero el tiempo paso tan rápido que no me di cuenta. Hubo un tiempo que éramos muy dependientes para muchos medios, nos consumía todo musicalizador de córdoba, y del interior del país. Procuraban ver que proponíamos.

DLVE: Nombraste a Radiohead. Hace poco tuvieron la oportunidad de participar del evento de presentación de su último disco, A moon shaped pool…
PALO: Si eso fue un golpe muy fuerte de modernidad, de entender el consumo de hoy y algo que a lo mejor nosotros no lo veíamos en la dimensión que hoy tiene. Esto surgió porque a través de las redes sociales hicimos una preventa que llego al fan club Argentino, que se comunico con el sello que editaba el disco acá y ellos estaban en absolutas pelotas; no sabían que editaban. Esto replico en el fan club madre, en Londres y el sello original. Y así nos llega la invitación para participar de esta convocatoria a disquerías independientes. Ahí se genero una idea y vuelta por mail muy interesante con la discográfica por los intereses legales y el acomodar esa situación. Fue algo muy fuerte ver el poder de las redes sociales, el local se lleno. Nos genero mucho contactos, se compro el disco. No se podía creer que desde córdoba salió la primera piedra para todo esto. Seguramente el formato va a continuar y el streaming va a ser usado como estrategia.

DLVE: ¿Tenes algún festejo preparado para el aniversario?
PALO: En realidad para los 28 no porque las condiciones generales del país no ameritan una producción de algo que valga la pena. Si por cuestiones de entorno, si seguramente haremos algo para los 30, si es que estamos. Lo que si generaron los 25 años fue ese producto, ese disco, “Córdoba tiene rock”, que si esta presente las intenciones de continuarlo. Justo pasa que todos los programas de apoyo cultural que existían para promover ese proyecto hoy están parados, están detenidos. El gobierno actual seguramente en algún momento volverá a canalizar el apoyo para poder editar cosas independientes y tener la chance de difusión porque después de lo que nosotros hicimos surgió la posibilidad de difundirlo, mejor aún, a nivel nacional.

DLVE: ¿Como ves a Lado B a futuro, cuando cumpla los 30 años?
PALO: Tenemos un anhelo. La disquería hoy tiene un concepto, es un lugar de entretenimiento. Incorporar objetos externos al soporte musical como accesorios de bijou, piercings, indumentaria dentro del concepto de Lado B. Aplicar el concepto que decías de Lado B a todo, si tenemos un poster que sea un poster de una banda que nos gusta. Probamos con auriculares, nos fue muy bien. Accesorios que tengan la calidad que nosotros le queremos poner. Sumado a esto, una barra activa, que en algún momento esta conversación la podamos tener café mediante, o cerveza mediante. No falta mucho para los 30 así que creo que llegamos. Ya después no sé, este es un país muy sorpresivo.

Entrevista realizada por Agustín Martinez, para www.delaviejaescuela.com

Compartir este artículo