GASTON "MURDOK" TOLOZA: "Si Future"

Popularizado en tiempos de reviente y moldeado por la industria de la música, el punk ha sido la pesadilla de los burócratas y la liberación de los adolescentes. Sin embargo, no todo se reduce a guitarras distorsionadas, acordes sucios y gritos despellejados. Gastón Toloza o “Murdock” – como lo bautizaron Los Catarro  – es el actual manager de Jauría y productor de todas las bandas punk de Argentina, y su idea acerca del género va más allá.

DLVE: ¿Como comenzó tu vinculo con el punk?
Gaston: Es todo medio trágico, mis viejos fallecieron cuando tenía alrededor de 18 años. De repente me quedé sin rumbo y cuando lo traté de recuperar fue cuando la ideología punk entró a mi vida. A partir de ahí, busqué la forma de vivir del punk, básicamente de dedicarme a lo que me gusta, que es un poco lo que te infunde esta ideología: dejar todo, luchar por lo que sentís. Esa fue la parte del punk que me llamó más que Ramones o Bad Religion. Yo adopte la ideología sin escuchar un solo tema punk. Se podría decir que, de alguna manera, empecé con la teoría en vez de la práctica.

DLVE:¿Cómo es ser manager?
Gaston: Creo que es tratar de cumplir con las expectativas de los que te rodean, dar un buen show, lograr la alegría de la gente. Es un conjunto de cosas. No es dedicarse solamente a armar eventos. Hay muchos aspectos del día a día, como hablar con los músicos, las discográficas, las radios. A mí lo que me encanta es poder estar en contacto con el público, de esa manera sabes qué piensa, qué le gustó, qué le disgustó y eso te va ayudando a crecer. En realidad es algo que siempre me gustó hacer, yo veía una banda que me copaba y quería tener algún tipo de contacto, no me va el frío de pagar la entrada, ver la performance y “nos vemos”. Existe gente a la que le va y está bien, a mí no.

DLVE: El año pasado inauguraste el Museo Del Punk ¿Cómo surgió esta iniciativa?
Gaston:
Fue una idea que se me ocurrió en casa, yo tengo eso de que lo que pienso trato de llevarlo a cabo. En esa casa tenía un plato firmado que me había regalado Marky (Ramone) en una gira que hicimos y un par de objetos más. Yo quería que eso lo viera la gente, entonces les comento mi idea a los chicos de Ataque 77, a Mariano Asch, Esteban Cabana, Juan Carlos Crespi, los Shaila, y les digo que si tienen algo, yo lo pasaba a buscar, y así cargué el auto.
A mí me encanta innovar pero sin caer en la dramática, más de uno se acerca y dice “Che ¿el museo es porque el punk murió?” y no entienden que el punk no se reduce solamente a un género. Para mí hay rockeros que son re punks, Dave Ghrol, Jared Leto. Por ahí decis “sí, pero este toca pop” pero el pibe salió de un lugar re carenciado, la remó y ahora tiene éxito. Que se yo, los Bad Religion nunca se hicieron una cresta. El punk es ideología.

DLVE:  Existe un prejuicio muy grande alrededor del punk…
Gaston: Es lo que se vende. Si vos compras el paquete Sid Vicious, obviamente vas a agarrarte de eso, pero también tenés que ser cosciente de que está el paquete Bad Religion, donde el cantante es un profesor de historia que da clases actualmente, realiza libros y el tipo te cuenta una historia que a vos te vuela la cabeza.
A mí me tocó trabajar con todas las bandas de acá y te puedo decir que nada que ver. Te repito, es el paquete que compra el público, no nos olvidemos tampoco que ese era un producto realizado por un manager.

DLVE: ¿Qué diferencias notás entre el punk de hoy y el que iniciaba, allá por mediados de los 70?
Gaston: Las bandas están más grandes, y te hablo de edad. Ya no van a tocar media hora y que la paga sean dos cajones de birra. Hoy en día todo se volvió más profesional también porque lamentablemente surgió Cromañón y otro montón de situaciones que no se han dado a conocer porque eran pequeñas, pero que pasaron.
En ese momento era otra cosa, sin desmerecerlo, hasta Johnny Rotten es otra cosa hoy. En la adolescencia te decían “vamos caminando a Luján” y vos ibas corriendo, ya cuando creces es otro el tema y más cuando tenés seres que dependen de vos.
Yo veo que es todo más serio y la verdad es lo mejor que nos pasó porque la única manera de lograr algo es tomándolo en serio.

DLVE: En una entrevista declaraste que querías cambiar la idea que se tiene del punk…

Gaston: Porque me hace daño que se lo desvalorice, me da bronca. Yo perdí a mi familia y a mí lo único que me ayudó fue el punk. Estaba muy dolido y me quería enamorar de algo que no muera. El punk no va a morir, porque el día que se muera va a ser cuando yo termine. Haciendo una autocrítica creo que se desvalora porque recién ahora se está volviendo todo más serio, entonces al ser poco profesional antes, los medios no se lo tomaron en serio. Por eso creo que esta última década cambió todo. A mí me encantaría que el género punk crezca, y que se entienda que para todo aquél que necesite una mano, el punk te la va a dar. Hay una canción de Cadena Perpetua que dice: “el saber te da poder”. Te está diciendo que estudies, no que te vayas a tomar una birra. Una vez que incorporas la ideología lo que menos querés es salir a escupir un escenario.

Contrariamente a lo que el marketing de aquél entonces impuso, la frase “No future” no tiene lugar hoy, al menos no, mientras personas como Gastón dejen todo para que ese futuro sea próspero.

Entrevista realizada por Alejo Saggin para www.delaviejaescuela.com

Compartir este artículo